María tiene 40 años, dos hijas Kathy y Sophie con 8 y 5 años y trabaja como secretaria a tiempo completo en una oficina de abogados. Recientemente su madre, Helen, con 78 años ha sido diagnosticada con la enfermedad de Alzheimer en fase leve. Helen siempre ha sido muy independiente y nunca quiso que otras personas la ayudaran. Ella vive en una casa cercana a María.

Previamente al diagnóstico, María visitaba a su madre 3 – 4 veces por semana, pero ahora la situación ha cambiado y tiene que estar con ella todos los días. Helen rechaza los trabajadores sanitarios, porque dice que le van a robar. María ha hablado recientemente con su jefe sobre la situación y ha pedido reducir sus horas o días de jornada laboral. María también se preocupa sobre cómo cuidar de sus dos hijas pequeñas, porque están en un momento en que la necesitan. El marido de María también ha pedido reducir sus horas laborales para poder estar más con sus niñas.

Hace dos días María buscó en internet información sobre la enfermedad Alzheimer y afortunadamente encontró una línea telefónica de ayuda para cuidadores de personas con demencia.

 

El estudio del caso de María ofrece un ejemplo sobre el cuidador principal informal. Un cuidador “que hace malabarismos para cuidar a niños con o sin discapacidad o una pareja discapacitada y el cuidado familiares más mayores.

La generación de padres que son  cuidadores principales e informales familiar , están abrumados emocionalmente y económicamente por la presión de criar a sus hijos a la vez que  cuidan a familiares mayores, hay una investigación llevada a cabo por Carers UK en Reino Unido, tomando como ejemplo el Reino Unido, para este problema.

El estudio mostraba que cuatro de diez (42%) cuidadores están luchando para “aguantar”, ya que sus carreras, sus relaciones familiares y sociales sufren la situación.

Tres cuartos de los cuidadores encuestados han tenido pérdida salarial y el 95% ha comentado que la presión  ha afectado a su capacidad de trabajo. Como consecuencia, más de la mitad (52%) ha dicho que el coste de cuidar a familiares mayores ha puesto en peligro sus estabilidad económica– sumado al coste del cuidado de los hijos (50%).

La presión de tener doble responsabilidad por los jóvenes y los mayores  simultáneamente puede ayudar a situaciones de tensiones familiares. Dos terceras partes de los cuidadores han informado de daño en sus matrimonios y en las relaciones personales

En todo el Reino Unido se estima que hay 2,4 millones de cuidadores – aproximadamente una quinta parte de ellos con edades comprendidas entre los 45-60 años de edad que están dando apoyo activamente a  sus padres mientras sus propios hijos están todavía en casa. Para enfrentarse a este desafío cada vez mayor, Carers UK está reclamando servicios de cuidado y que los lugares de trabajo se adapten urgentemente a la nueva situación familiar..

Heléna Herklots, Presidenta de Carers UK ha dicho: “Una población envejecida significa que el cuidado de los seres queridos mayores y discapacitados es inevitable para todas nuestras familias. Los servicios de cuidado y los lugares de trabajo deben ponerse al día con esta realidad de la vida familiar Actualmente las familias no pueden acceder a la ayuda que necesitan en muchas ocasiones y se encuentran en una situación tensa entre  el cuidado de los niños y el cuidado de los mayores y en el trabajo – bajo presión desde todos los lados y viendo sus finanzas, las carreras y las relaciones personales que están sufriendo.”

Un poco más de la mitad de los cuidadores (54%) estaban haciendo malabares entre trabajo, el cuidado de los niños y de los familiares mayores, un tercio tuvo que dejar su trabajo para satisfacer las demandas de su rol de doble cuidador. De los que han continuado trabajando, uno de cada cinco (22%) ha expresado que su trabajo se ha por el estrés, agotamiento y retrasos. Uno de cada ocho (13%) ha reducido sus horas laborales y el 7% ha tenido  que coger un trabajo menos cualificado.

Carers UK está demandando una reforma urgente en la financiación del cuidado social, medidas para estimular una nueva generación de servicios, un uso efectivo de la tecnología para ayudar a las familias divididas entre el trabajo y las responsabilidades del cuidado, consejos e información para asegurar que las familias pueden conseguir apoyo.

El estudio completo – Sandwich Caring – puede ser descargado desde aquí (en Inglés).

A continuación puede encontrar enlaces útiles que pueden ayudarle a comprender el cuidado y cómo gestionar el estrés.

  • Si está visitando por primera vez esta página, busque en el apartado de cuidado para los mayores, la enfermedad de interés y después lea las secciones del cuidado.
  • Visite la página de autoayuda. Se ofrecen consejos interesantes para gestionar el estrés, sobre ejercicios, mantener activo, conciliar cuidado y trabajo.
  • Elige el idioma de su país y busque servicios de cuidado y soporte en su propio país.

Vea si hay opción para soporte online para su país y si lo hay no dude en mandar un correo electrónico y organice  una videollamada con la organización nacional de los cuidadores

Permiso por

CARERS UK – The voice of carers.Visite la Web...