Resolver la pregunta: ¿Dónde debería vivir Mamá?

Se encuentra pasando más tiempo en la casa de su receptor de cuidados que en su propia casa… ¿Es el momento de  unir hogares? Nosotros le ayudaremos a decidir si ir a vivir juntos es lo mejor para usted,  para el  receptor de sus cuidados y su familia.

Combinar hogares es una de las muchas decisiones que toma en su rol de cuidador. Como siempre, recuerde que usted sabe qué es lo mejor y sus decisiones se lo reflejarán. También, como escuchará a otros cuidadores familiares, recuerde que cada situación es diferente con variaciones y variables que pueden necesitar soluciones diferentes.

Unos consejos para ayudarle a tomar buenas decisiones

  1. Explore todas las posibilidades. Todo es posible, pero sólo si usted lo cree así.
  2. Investigue todas las opciones. Entender sus opciones le ayudarán a reducir las opciones para encontrar la solución óptima.
  3. Pida aportaciones. Pregunte a otros miembros de la familia, de su grupo de apoyo y de su receptor (si es apropiado), cuidadores profesionales de salud, su sacerdote o rabino o cualquier persona que le pueda ofrecer una perspectiva.
  4. Mantenga su perspectiva sobre las aportaciones de los demás. Después de preguntar a los demás (al contrario de los consejos) considere su propio conocimiento, su percepción y más importante: su intuición sobre la situación. Usted sabe que es lo mejor.
  5. Esté abierto a cambiar de decisión. Las situaciones pueden cambiar en un segundo; Tenga un Plan B y un Plan C preparado en caso de que los necesite.
  6. Sea flexible para cambiar su decisión. Puede seguir con la decisión pero cambiar algunos detalles, esto está bien.
  7. Valore las emociones de la decisión. Algunas decisiones pueden parecer fáciles; otras le pueden dejar llorando y abrumado. Las decisiones muchas veces significan cambios que pueden significar más pérdidas para sí mismo y para su receptor de cuidados.

Permiso por

CareGiving.com. We care for you. Visite la Web...